GASES

PRINCIPIO DE AVOGADRO

 
 

¿Qué le ocurre al volumen de un gas cuando aumentamos el número de partículas (si presión y temperatura permanecen constantes)?

Cuando llenamos un balón o la rueda de la bicicleta, introducimos en su interior cierta cantidad de gas. Parece evidente que cuanto mayor sea la cantidad de gas introducido, mayor será el volumen que ocupe el gas. A comienzos del siglo XIX Amadeo Avogadro propuso que, para cualquier gas, el volumen y el número de partículas eran directamente proporcionales. Esa afirmación no fue aceptada por Dalton. En el fondo lo que separaba a Dalton y Avogadro era su concepción de lo que era un gas (un conjunto de partículas en movimiento o en reposo)

 

V = cte· n (moles)

 

 

INDICE

- Características de la materia en estado gaseoso. Teoría cinética de los gases

-Ley de Boyle

-Leyes de Charles y Gay-Lussac

- Principio de Avogadro

-Ley de los gases perfectos

- Ley de las presiones parciales de Dalton

- Teoría cinética de los gases

 

 

 

 

 

¿POR QUÉ HUBO TANTA CONTROVERSIA CON EL PRINCIPIO DE AVOGADRO?

¿Por qué Dalton nunca lo aceptó?

¿Por qué hubo que esperar hasta el primer Congreso de Química (1860, Karlsruhe) para que las ideas de Avogadro fueran completamente aceptadas?

El problema se comprende fácilmente. Para Avogadro, un mol de cualquier gas ( a una temperatura y presión fijas) ocupa el mismo volumen y tiene el mismo número de partículas. Ahí está el problema: ¿Cómo es posible que siendo las partículas de diferentes tamaños, la misma cantidad de ellas ocupen el mismo volumen?

DICHO DE OTRO MODO: ¿CÓMO ES POSIBLE QUE EN UN MISMO RECIPIENTE QUEPAN EL MISMO NÚMERO DE PARTÍCULAS DIFERENTES?

La única manera de aceptar el Principio de Avogadro es que las partículas del gas (sea cual sea su tamaño) estén rodeadas de un espacio vacío mucho más grande que ellas mismas. Ese es uno de los supuestos de la Teoría Cinética de los gases. Es decir, el Principio de Avogadro solo puede aceptarse si también se acepta el modelo cinético de gas.

Dalton siempre apoyó el modelo estático de gas, por ello nunca pudo aceptar el Principio de Avogadro. Eso tuvo grandes consecuencias. Por ejemplo, Dalton no aceptó la existencia de moléculas diatómicas homonucleares de elementos y tampoco apoyó la determinación experimental de fórmulas químicas basada en la Ley de los Volúmenes de Combinación y el Principio de Avogadro.

A causa de estas dificultades la Química no se desarrolló de la forma esperable durante la primera mitad del siglo XIX. Tal era la situación en 1860 que los químicos más relevantes de la época se reunieron en Karlsruhe (Alemania) en 1860 en el primer congreso químico de la historia. En él Cannizaro (discípulo de Avogadro) consiguió convencer a la comunidad científica del acierto del Principio de Avogadro.