TEORÍA ATÓMICA DE LA MATERIA

1.2. Contribución de la información química acumulada en la época de Dalton al establecimiento de la estructura atómica de la materia

 

 

1.2.2. Utilización del modelo corpuscular para explicar la variedad de materiales existentes. La Teoría atómica de Dalton

 

 

El modelo corpuscular que hemos elaborado hasta aquí se basa esencialmente en suponer que todos los materiales están hechos de partículas dotadas de un cierto estado de movimiento (caótico en los gases y más ordenado y restringido en sólidos y líquidos). No obstante, dicho modelo es insuficiente para explicar la información química que hemos descrito en el apartado anterior, por lo que fue necesario profundizar en él y ampliarlo para poder explicarla, tal y como vamos a ver a continuación.

A.17. El modelo corpuscular nos ha permitido explicar las propiedades comunes de los gases y algunas de sólidos y líquidos. Tratad de explicar ahora la enorme variedad de sustancias existentes así como la diferencia entre, mezclas, sustancias simples y compuestos químicos.

La enorme variedad de sustancias químicas (simples y compuestas) puede explicarse si se admite que existen distintos tipos de partículas, de manera que una determinada sustancia estará formada por un mismo tipo de partículas todas iguales entre sí. De acuerdo con esta idea si dos sustancias son diferentes es porque las partículas que las forman son diferentes. En una primera aproximación (realizada por Dalton, en 1802), se pensó que las partículas de las sustancias simples serían indivisibles, por lo que no podrían descomponerse en otras distintas. De este modo se justificaba que a partir de una sustancia simple no se pudieran obtener otras sustancias diferentes. En cambio, las partículas de los compuestos químicos serían, en realidad, "paquetes de partículas diferentes", de manera que podrían romperse y dar lugar a la formación de sustancias distintas. A las partículas de las sustancias simples, se les llamó átomos y a los paquetes de partículas que formaban las sustancias compuestas, se les llamó moléculas. Inicialmente se creyó, pues, que todas las sustancias simples eran monoatómicas, es decir, que estaban formadas por átomos individuales y se les llamó elementos. En cambio una molécula, según este modelo, sería un paquete de átomos de distintos elementos. Las mezclas podrían ser entre sustancias simples, entre compuestos o entre sustancias simples y compuestos. En ellas las partícu-las no se combinarían sino que tan solo se mezclarían unas con otras sin perder sus propiedades.

La Teoría atómica de Dalton daba cuenta, pues, de la información química acumulada por aquel entonces. Los aspectos básicos de la misma se pueden resumir en los siguientes puntos:

- La materia está formada por átomos (partículas sumamente pequeñas e indivisibles)

- Cada elemento químico está constituido por una sola clase de átomos (todos ellos con igual masa y propiedades).

- Los átomos de distintos elementos tienen diferente masa y propiedades.

- Los átomos son inmutables (no pueden transformarse unos en otros).

- Un compuesto químico determinado está formado por moléculas (en palabras de Dalton átomos compuestos) idénticas entre si y éstas a su vez están formadas por un número entero de átomos de distintos elementos siempre en la misma proporción.

- Dos o más tipos de átomos pueden combinarse en distinta proporción para dar lugar a diferentes moléculas y, por tanto, a diferentes compuestos.

- La proporción en que se combinan los átomos para formar moléculas es siempre de acuerdo con una razón numérica muy sencilla de números enteros: uno a uno, uno a dos, etc. Cuando sólo existe una combinación posible de dos elementos A y B la molécula del compuesto formado contiene un átomo de cada elemento y se representa por AB (regla de la máxima simplicidad).

- En las reacciones químicas los átomos no se crean ni se destruyen, lo que ocurre es que cambia su distribución.

Como podrá constatarse, la Teoría atómica de Dalton permitió explicar la información química que se disponía en aquella época. Sin embargo, conviene tener en cuenta que sus postulados fueron enunciados a comienzos del siglo XIX: después han ido sufriendo modificaciones sustanciales, de forma que en la actualidad muchos de ellos no se aceptan tal y como el los enunció. Así, por ejemplo, no se acepta que todas las sustancias simples en estado gaseoso sean monoatómicas (estar compuestas de átomos simples aislados) ni que los átomos sean inmutables, ni tampoco la regla de la máxima simplicidad.

EVALUACIÓN: SUSTANCIAS Y MEZCLAS A NIVEL ATÓMICO