El resultado es asombroso. Cada día en el mundo se consume una torre de barriles de petróleo que, colocada sobre un campo de fútbol, alcanzaría una altura de casi ¡¡tres kilómetros¡¡. Las torres gemelas alcanzaban 471 m de altura.

El Mulhacen es la montaña más alta de la península con 3480 m